PIJO dona 1.500 bolsas de patatas fritas a la Fundación Jesús Abandonado